El Señor Pérez Ventrílocuo

 

Dicen que es ventrílocuo pero no es verdad, el verdadero secreto es que sus muñecos están vivos y son ellos mismos los que hablan lo que les viene en gana, poniendo muchas veces al Señor Pérez en situaciones muy pero que muy comprometidas. El mayor problema lo tiene con Kike, un niño que tiene insomnio crónico y ni duerme ni deja dormir. Además está enamorado de Loli, una oveja muy simpática que tampoco pega ojo porque dice que a Kike le huelen los pies.

A todos ellos les gusta Lina, una niña que quiere ser artista. Lina tiene una manera de bailar y cantar muy particular.

Copyright ©2012 El Señor Pérez - Todos los derechos reservados

Fotografía: Jordi Garriga

Diseño Web: Antoñito Perejil